lunes, octubre 06, 2008

II Ruta Temblebike "Los Callaos"

Bien, ya está la temporada en marcha, y nosotros con ella, esta vez nos vamos a Tembleque, pueblecito de Toledo que nos pilla a tiro de piedra, después de deliberar y decidirnos por esta ruta (y lástima que la de Miguelturra, seguro que ha estado genial y contamos con buenos amigos allí), nos juntamos como siempre, esta vez para variar, todo el mundo es puntual, y sorprendentemente llegamos al pabellón deportivo de Tembleque a recoger los dorsales con media hora de antelación, así que, sin que sirva de precedente, nos vamos a tomar un cafelito a un bar cercano, porque eso sí, hace un frío que pela, 4º, según el termómetro del coche de Julián, saludamos a algún conocido que otro, entre ellos los miembros del temblebike que nos recuerdan de cuando estuvieron ellos en nuestra ruta, otro amigo de Madrid (Sanchi) que también vino a Criptana y hemos coincidido en otras rutas, pues bien, cuando por megafonía están anunciando que se va a dar la salida, nos juntamos todos para la foto, añadiendose también, Angel Luis (que no ha quedado harto de los Castrejones) y un amigo suyo Rubén, que se ha apuntado en esta ocasión (es su primera cicloturista de MTB), pero vamos que salimos así de guapos todos…

Fotito de grupo con la "gorra oficial" del club, gentileza de nuestro patrocinador "La Alforja de Sancho"

Como es de rigor, damos una vueltecita por el pueblo,

y esta vez sí, ya vamos haciendo de las nuestras, yo, para no quedarme el último (o mejor dicho, para todo lo contrario) tengo la rueda de atrás sin aire, nos paramos y se quedan unos cuantos de la organización para ayudarnos por la población, tras comprobar que coge aire con la bomba, decido tirar sin cambiar la camara (luego aguantaría toda la etapa), y a ver que pasa, si pierde poco, la cambiaré en el avituallamiento.
En busca del pelotón perdido...

Así que empezamos como de costumbre, volando por las calles de Tembleque en pos del pelotón, que circula agrupado, de paseo por dicha localidad, por la espalda de su iglesia parroquial,

pasamos por la Plaza Mayor (sencillamente espectacular)
Plaza Mayor de Tembleque... muy bonita, ¡sí señor!

por la fachada del Palacio de las Torres,

en fin disfrutando de los monumentos que tiene la población que son francamente bonitos, así que ya reunidos todos, se termina lo bueno y nos encaramos a nuestro hábitat natural, los caminos de polvo y tierra, ¿he dicho que hacía frío?, pues ya vamos entrando en calor, pero sobre todo ¿he dicho que había polvo?, pues parecía que había niebla de la polvareda que 150 ciclistas levantan por esos caminos, en los que hay mucha tierra suelta y fina y que con respirar se levanta, se convierte en un verdadero suplicio, debido a que se te mete en la garganta, si vas hablando te lo tragas, si no, se te mete en los ojos, el caso es que se hace un poco sufrido tanto polvillo, con lo bien que hubieran venido esas gotitas de lluvia para asentarlo.
Observese el color que reina en el paisaje...

Pero bueno, no es cuestión de quejarse, es lo que hay y punto, así que vamos disfrutando de los compañeros, del paisaje, eso sí, el paisaje es como el nuestro, viñas, monte bajo, olivas, en fin, lo nuestro, así que nos encontramos como en casa, vamos de charleta con el compañero temblebike (Raul), que nos pone al día de lo que nos vamos a encontrar, y así poco a poco vamos entrando en un terreno un poco más pedregoso y con menos polvo,
Polvo, sudor y bikers...

empiezan las primeras cuestecitas que hace que el grupo se estire, y los típicos parones que hacen poner casi pie a tierra por la aglomeración que se forma, continuamos con unos pequeños zig-zag que a mí la verdad me hacen despistarme un poco, si me pierdo no sé donde hubiera terminado, pero el caso es que el grupo de cabeza, como es lógico comandado por los organizadores va a lo suyo y aviva el ritmo, así todo mucho mejor, nos dirijimos a nuestro primer paso por la localidad vecina y co-patrocinadora de Villanueva de Bogas, donde entramos y nos sorprendió la cantidad de gente que había en la calle, aplaudiendo y saludando, “leñe” si hasta repicaron las campanas, no sé si por nosotros o porque era hora de misa, pero que parecía que eramos “buenos” y todo, en fin, salimos del pueblo en dirección a la ribera de un río, arroyo, riachuelo o lo que sea, pero vamos iremos hacia lo poco verde que hay por la zona, y que la verdad, se lo curraron porque fue parte de lo más bonito de la ruta, una zona con curvas técnicas, con piedra redonda y arena de río, que hacía que tuvieras que controlar bien para evitar caidas, tuvimos nuestro naufragio particular, porque al parecer Angel Luis, pinchó, le ayudaron a cambiar la camara los de la organización, pero al tirar, nos habíamos distanciado y se perdieron (organizadores incluidos), pero vamos, no hicieron más que saltarse unos cuantos kilómetros, y dirigirnos de nuevo a Villanueva de Bogas,
José concentrado controlando los adversarios...

Agrupandonos para entrar en el pueblo...

donde nos esperaba el avituallamiento, no sin antes pasar por zonas que estaban en plena vendimia y que nos miraban, unos con sana envidia, otros con lástima, pero todos nos decían algo: “estais locos”, “si parais en un rato, terminamos”, “tenemos espuertas de sobra”, “te cambio la bici por la espuerta”, ejem…. Cosas habituales que todos hemos dicho cuando hemos estado con los riñones “doblados”.
Los fans de la ruta, echando un "culete"

En fin, avituallamiento a tope, de comida, de bebida, y quizá lo que nos sobró fue la sombra que había, porque la mañana fresquita invitaba a quedarse al sol, y no en el parquecito que nos pusieron el “papeo”,
Qué cara de satisfacción con la tripa llena


Nos vamos.... ¿o qué?....

pero bueno, repusimos fuerzas que era de lo que se trataba, y al cabo de un rato, subida a la burra y vuelta para Tembleque, ahora nos quedaba lo mejor, el tramo libre, antes teníamos que descender por un camino que parecía más un arroyo, y tuvo sus consecuencias para los hermanos Lizcano, la peor parte se la llevó Jose,
Esta foto se la mando al CSI...

que por no atropellar a un “globero” que iba delante con el ancla puesta, se cayó y se hizo una brecha en la rodilla, Felipe que iba detrás y por solidarizarse con su hermano, también besó el suelo, pero en su caso, sólo fue un rasguño y unos arañazos pero sin más problemas, y el tercero en discordia que probó el suelo de Tembleque fue Julián, que sabedor de que la arena es blandita probó a bajar de la bici sin quitar los pedales, y claro, pierna izquierda con más arañazos que si hubiera estado pateando cardos, pero nada grave, de esta sale….jejeje.
En fin, que llegamos al comienzo del punto de partida del tramo libre, Javi, está que echa espuma por la boca y no porque se haya bebido un bote de sal de frutas, no, es que quiere disputar el tramo competitivo y se coloca en primera linea de salida, junto con los galgos del pelotón para ver qué tal tiempo hace, (llegaría en un honroso puesto 16º, el primero de los gigantes), y el resto pues vamos en la medida de nuestras fuerzas, Julian, hace un tramo espectacular llegando un poco detrás de Javi, Valbuena y Felipe, me descuelgan en la cuestecita de la foto, y Juanchu, se queda conmigo más adelante y ya continuaríamos juntos hasta la meta, Angel (de Alcazar), Angel Luis y Ruben, vienen por detrás pero también sin problemas. Y José después de su caida, opta por no disputar el tramo competitivo y se va por la ruta alternativa.
La famosa cuesta de los coj...

El tramo comienza subiendo, para ir calentando y nos llevan recorriendo los pequeños cerros que hay por la zona, que parecen canteras por la cantidad de piedra suelta que tienen, tiene subidas y bajadas para aburrir, y un par de cuestas de las de apretar los riñones, y alguna bajada muy técnica pero que hace muy entretenido el perfil de la etapa, Juanchu y yo (sobre todo él) nos ponemos a tirar a muerte y vamos adelantando gente, alguno se nos pega durante un tiempo, pero terminan quedándose atrás, así tras salir de la zona técnica lo que queda hasta Tembleque son un par de kilómetros totalmente llanos que hace que “rompamos” el ritmo y nos pongamos en algunos momentos a 40/45 km/h. quitandole la ilusión a los que adelantamos de que se nos pongan a rueda, en fin, llegamos a la meta con buenas sensaciones, por mi parte consciente de que las subidas no son mi fuerte (algo evidente), pero al menos, hemos logrado llevar un buen ritmo todo el tramo.
Como colofón final, una caldereta para chuparse los dedos, con bebida en abundancia y una mañana espléndida,
Esto es lo que más nos gusta...jejeje

terminamos pasando al pabellón para la entrega de premios, consiguiendo por nuestra parte el Trofeo al Club más Numeroso y Felipe el Trofeo al más veterano, y en el sorteo de regalos, nos trajimos un casco (para la bici, no una botella vacía) y un cuentakilómetros gentileza de los temblebike, así que no nos podemos quejar, buen tiempo, buena ruta, buena comida, buenos amigos y encima nos traemos regalitos para casa…. ¿qué más pedir?...
El "abuelo" recogiendo su premio... ((c) temblebike)

El presi recogiendo el trofeo al Club más numeroso...

Foto final con el botín de guerra...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya han colgado las fotos del domingo los temblebikes en el link http://temblebike-loscallaos-2marchamtb.blogspot.com/

Esperamos veros en la siguiente (creo que Membrilla). Parece que ya le hemos cogido el gustillo a esto de madrugar los domingos...

Angel Luis y Ruben.

Anónimo dijo...

Ya han colgado las fotos del domingo los temblebikes en el link http://temblebike-loscallaos-2marchamtb.blogspot.com/

Esperamos veros en la siguiente (Membrilla creo). Parece que ya le hemos cogido el gustillo a esto de madrugar los domingos...

Angel Luis y Ruben

El "Presi" dijo...

Claro que estaremos en Membrilla, si ya lo teneis decidido, lo que teneis que hacer es poneros en contacto con nosotros y nos vamos juntos... me alegro que os vayais animando, eso es que os habeis quedado con ganas de más....y la de Membrilla también mola, Saludos